No perdono a la muerte enamorada.

Dicen que el cielo y el infierno no existen. que todos los seres vivos, al morir, van al mismo lugar. Un sitio en el que nadie piensa en la muerte, ni en el dolor, ni en la pena. Una casa en la que el odio ha sido relegado al olvido. Desde ese lugar pueden ver a las personas que estuvieron con ellos, y a veces  vuelven por unos momentos, y nos acompañan cuando la vida se nos hace pesada, y nos alivian con su presencia. Cuentan que la vida y la muerte son un tránsito, y que nunca dejamos de tener contacto con los que se quedan aquí. Querido amigo Ventu, hermano, deja que el dolor siga su curso. Cuando pienses en él, te darás cuenta de que no se ha ido, que está en las cosas que le acompañaron. Cuando se pierde lo que se quiere, es un alivio saber que ha existido. Sé que ahora nada puede quitarte la sensación de impotencia, de pérdida, de abandono, pero quiero que sepas que no estas sólo. Un abrazo, compañero.   
Anuncios

Un comentario sobre “No perdono a la muerte enamorada.

  1. Juan.. esta entrada habla de lo que vos sos… TE RESPETO, TE QUIERO Y TE ADMIRO… Mucho, mucho, mucho…Yo seré una loca, un terremoto visceral, una antimojigatos… A veces me confundo reconociendo a la gente, y a veces me ensarto.CON VOS NO ME EQUIVOQUÉ.Me alegra Juan.Mi abrazo a Ventu, y un enorme beso para vos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s