Tráfico de influencias, el negocio de oro de las casas reales

alterglobalizacion

La frontera entre los negocios, la corrupción y el tráfico de influencias siempre fue difusa en las monarquías. No es raro ver a destacados representantes de las casas reales europeas “engrasando” importantes pelotazos empresariales en los que el principal beneficiario será una gran corporación privada que casi nunca aparecerá en la foto. El dinero público destinado a mantener una institución como una “Casa Real” es puesto al servicio de intereses privados bajo el muy discutible principio de que ello se hace “por el bien del país”. Generalmente no es el bien del país en cuestión lo que está en juego sino la cuenta de resultados de la empresa capaz de acceder a tan privilegiado y exquisito servicio de “lobby” y, por supuesto, el beneficio del lobbysta que cobrará su correspondiente comisión (en dinero o en especie) por el servicio prestado. Algunos dirán que este despiadado cinismo empresarial…

Ver la entrada original 319 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s